Entre el sujeto y el verbo no se pone coma

La estructura clásica de la oración es Sujeto-Verbo-Predicado, y no es correcto introducir una coma entre los dos primeros a menos que decidamos añadir una oración subordinada (por ejemplo: Pedro, licenciado en Bellas Artes, es el colaborador que buscábamos). En todos los demás casos (Juan llegó tarde, Alicia se encargó de recogerlo, Aquel que ha logrado la perfección por medio del recto cumplimiento de la acción encontrará la verdad en su alma…), no olvidemos que no hay lugar para la coma entre el sujeto y el verbo.

Tags:

También te puede interesar:

Antes de enviar un escrito, compruebe estos detalles

02/09/2016

Desde-hasta, de-a y entre-y

22/06/2015

«Punto final», no «punto y final»

04/04/2015