Sé a algo

Si mi cuerpo tiene un determinado sabor, no diré que “sepo” a algo, sino que “tengo sabor” o “sé” (misma conjugación, esta última, que el verbo saber en su acepción de “conocer”). Por ejemplo: Seguro que sé muy bien; de lo contrario, no me habrían acribillado esta noche los mosquitos.

 

Tags:

También te puede interesar:

Antes de enviar un escrito, compruebe estos detalles

02/09/2016

Desde-hasta, de-a y entre-y

22/06/2015

«Punto final», no «punto y final»

04/04/2015