Mediodía, medianoche, medio día y media noche

He podido comprobar que existe una cierta tendencia a partir las palabras mediodía y medianoche a la hora de representarlas por escrito, lo que conlleva un cambio de significado del que el autor no es consciente. Cuando hablamos de medio día o media noche nos estamos refiriendo a la mitad de la duración de un día o de una noche, respectivamente. Por ejemplo: Llevo medio día sin meterme nada en la boca; o Me pasé media noche sin pegar ojo.

Por el contrario, el mediodía es definido como el «momento en que está el sol en el punto más alto de su elevación sobre el horizonte», o bien como «período de extensión imprecisa alrededor de las doce de la mañana». También se usa para aludir al Sur, entendiendo este tanto como punto cardinal como posición que ocupa un lugar con respecto a otro (en este caso sería un sur con minúscula).

Finalmente, la medianoche es la «hora en la que el sol está en el punto opuesto al de mediodía», soliendo aproximarse a las doce de la noche. Asimismo podemos utilizar el término para designar un «bollo pequeño partido longitudinalmente en dos mitades, entre las que se coloca una loncha de jamón, queso, etc.».

Tags:

También te puede interesar:

Antes de enviar un escrito, compruebe estos detalles

02/09/2016

Desde-hasta, de-a y entre-y

22/06/2015

«Punto final», no «punto y final»

04/04/2015