«Infringir» e «infligir»

Hay pocas personas que inflijan mayor castigo a sus lectores que aquellas que infringen reiteradamente las normas lingüísticas. Podemos incluir dentro de ese devastador grupo a quienes usan el verbo «infringir» («quebrantar leyes, órdenes, etc.») atribuyéndole por error un significado que corresponde por derecho a su parónimo «infligir» («causar daño» o «imponer un castigo»).

Estas mismas personas son, por ejemplo, los profesionales de la información que, en un momento determinado, se sacan de la chistera que tal equipo le infringió una dura derrota al conjunto visitante, sin saber que por semejante dislate merecerían que les infligieran un severo correctivo, pues muchos de sus lectores u oyentes presuponen su óptimo uso del español.

Tags:

También te puede interesar:

Antes de enviar un escrito, compruebe estos detalles

02/09/2016

Desde-hasta, de-a y entre-y

22/06/2015

«Punto final», no «punto y final»

04/04/2015