«Ganar por», no «ganar de»

En deportes con tanteos altos, como puede ser el baloncesto, es frecuente oír que el equipo visitante «gana de siete» (puntos de diferencia), lo cual es una incorrección, pues, siempre que se gana o se pierde, es «por» una determinada diferencia. Se dice, pues, «ganar por», no «ganar de» .

Hay otros ejemplos de expresiones y términos deportivos censurables, como el que emplea el comentarista cuando informa de que el marcador permanece «inalterable», como si el partido hubiera terminado o fuera físicamente imposible meter el balón en la portería; o cuando, minutos después, nos asegura que el futbolista que acaba de disparar lo ha hecho «con una pierna que no es la suya» (quizá la ha tomado prestada de un compañero que remata mejor que él).

Y es que, como sabemos, mientras no se marque un nuevo gol, el marcador permanece «inalterado», y un futbolista zurdo que remata con la derecha está chutando «con su pierna menos habilidosa».

Existen otros términos en el ámbito deportivo que pudieran resultarnos chocantes a pesar de haberlos oído hasta la extenuación, y sin embargo, son correctos. Pondremos dos ejemplos:

En primer lugar, la palabra «rechace», que, en el fútbol, se emplea como sinónimo del sustantivo «rechazo» en su acepción de «vuelta o retroceso que hace un cuerpo (en este caso, el balón) por encontrarse con alguna resistencia».

Es habitual escuchar que un jugador ha aprovechado un «rechace» para chutar a placer y marcar; y no es incorrecto, insistimos, dentro del ámbito futbolístico, donde frecuentemente se acuñan nuevos términos. De hecho, figura en muchos diccionarios, aunque no en el académico.

Es importante saber, no obstante, que, si utilizamos la palabra «rechace» fuera del fútbol, solo podrá ser como una forma del verbo «rechazar» (la 1ª o 3ª persona del singular del presente de subjuntivo, o bien la 3ª del singular de imperativo).

Y, en segundo y último lugar, tampoco es incorrecto que los futbolistas que demuestren estar más en forma en los «entrenos» sean merecedores de gozar de la titularidad el día del partido, aunque el término empleado pueda parecer uno de esos vocablos surgidos de la inspiración de un periodista creativo.

Tags:

También te puede interesar:

Antes de enviar un escrito, compruebe estos detalles

02/09/2016

Desde-hasta, de-a y entre-y

22/06/2015

«Punto final», no «punto y final»

04/04/2015