«Favoritismo» no equivale a «tener mayor probabilidad de ganar»

Uno de los errores más frecuentes hoy en día en el ámbito deportivo es el de conceder el «favoritismo» al deportista o equipo que, a juicio de la mayoría, tiene mayor probabilidad de vencer un partido o campeonato.

Lo cierto es que la segunda acepción del término «favorito» («Se dice de la persona, animal o entidad a que se atribuye la mayor probabilidad de ganar en una competición») puede inducir a esta equivocación; sin embargo, hay que saber que «favoritismo» no equivale a «tener mayor probabilidad de ganar», o a «gozar de la condición de favorito», sino a la «preferencia dada al favor sobre el mérito o la equidad, especialmente cuando aquella es habitual o predominante».

Entendamos, pues, que el favoritismo de un equipo de fútbol puede entreverse en las constantes ayudas arbitrales que recibe, o en el trato de favor a la hora de aplicarle una sanción. Así, sería incorrecto titular –como ha hecho un diario digital– que «el Real Madrid ratifica su favoritismo y pasa goleando a la final», como también lo es la declaración de uno de los futbolistas de este equipo cuando afirma, en referencia a la final del mundialito de clubes: «Partimos con favoritismo pero con humildad».

Tags:

También te puede interesar:

Antes de enviar un escrito, compruebe estos detalles

02/09/2016

Desde-hasta, de-a y entre-y

22/06/2015

«Punto final», no «punto y final»

04/04/2015