Faltar al respeto

Estamos acostumbrados a oír la construcción «faltar el respeto» para señalar que alguien no trata a su prójimo con la debida consideración. Si bien esa ausencia de la preposición «a» es propia de muchos países de América, no debiera imitarse en España.

Cuando el verbo faltar significa «no cumplir con lo debido», debe ir siempre seguido por la susodicha preposición («Faltó a su palabra», «Faltaste a tus obligaciones», «Falté a mis principios»…). Ello incluye, por supuesto, la expresión «faltar al respeto a alguien».

Tags:

También te puede interesar:

Antes de enviar un escrito, compruebe estos detalles

02/09/2016

Desde-hasta, de-a y entre-y

22/06/2015

«Punto final», no «punto y final»

04/04/2015