El águila bebe de esa agua

Águila, alma, agua, arma, aura, anca, área, asma, arca y un largo etcétera son sustantivos femeninos que comparten una misma peculiaridad: todos ellos empiezan por a y sobre esta misma vocal recae el acento. En estos casos, si van precedidos por un artículo determinado singular, este siempre será el, por una simple cuestión fonética: el arma, el aura, el asma… (efectivamente, pocas cosas suenan peor que decir se me cae la alma a los pies). Sin embargo, si estas palabras van en plural, sus artículos siempre se escribirán en femenino: las armas, las auras, las arcas…; y si entre el artículo determinado singular y el sustantivo media cualquier otra palabra, aquel adoptará la forma la: la pura agua, la misma arma, la sufrida asma

En el caso de los artículos indeterminados, para el singular es preferible usar la forma apocopada un, aunque no se considera incorrecto el uso de la forma plena una. Lo mismo ocurrirá con los indeterminados alguno o ninguno (p. ej., algún agua, ningún área…). En las demás ocasiones, como el uso de los determinantes demostrativos, estos irán siempre en femenino (Esta arma se dispara sola, Aquella área es restringida, Esa águila vuela a gran altura, etc.).

 

Tags:

También te puede interesar:

Antes de enviar un escrito, compruebe estos detalles

02/09/2016

Desde-hasta, de-a y entre-y

22/06/2015

«Punto final», no «punto y final»

04/04/2015