«Desternillarse», no «destornillarse»

Cada vez que escucho a un amigo diciéndome que una hilarante situación le ha hecho «destornillarse», me lo imagino en el cuerpo de un androide que, presa de fuertes convulsiones, empieza a despedir tuercas y tornillos violentamente, hasta el punto de acabar sus miembros dispersos por el suelo antes de sufrir un cortocircuito de gracia. Evocando esas jocosas imágenes, yo, que soy de carne y hueso, me «desternillo»; es decir, «me río mucho, sin poder contenerme». Pero, por fortuna, sigo de una pieza…

Tags:

También te puede interesar:

Antes de enviar un escrito, compruebe estos detalles

02/09/2016

Desde-hasta, de-a y entre-y

22/06/2015

«Punto final», no «punto y final»

04/04/2015