Corrección de textos

¿Cuántas veces hemos solicitado información por escrito a una empresa o un profesional sobre los servicios que ofrece y hemos encontrado en ella faltas de ortografía, errores gramaticales, unos signos de puntuación mal empleados, cuando no obviados, y una redacción que nos ha impedido comprender el mensaje?

Descuidar la escritura, pensando que, en los tiempos que corren –en que priman la tecnología, el conocimiento y la especialización–, aquella carece de importancia, es incurrir en un error de primer orden, y esto por dos motivos fundamentales:

1.º) La correcta escritura no es un valor añadido, sino un valor fundamental; es decir que se presupone, se espera en toda persona con un mínimo nivel cultural. Una mala escritura es, por el contrario, la peor tarjeta de presentación: descalifica al autor frente a sus lectores y «espanta» a sus potenciales clientes, cayendo en un desprestigio difícilmente reversible. Y hoy en día es muy fácil encontrar numerosas alternativas en el mercado: basta con teclear dos o tres palabras y hacer clic.

2.º) Una buena escritura es un arma poderosa con la que cautivar al lector (que es, al fin y al cabo, el posible cliente), pues le transmite un mensaje efectivo, claro, sencillo y ordenado, y es capaz de crear en él una necesidad, al emplear las palabras más adecuadas; en definitiva, al comunicar de forma eficaz. Si el fin es vender, ¿por qué ponerle trabas desde el minuto uno, presentando un texto engorroso que no se entiende bien?

Nuestro servicio de corrección de textos va dirigido tanto a empresas como a particulares que, teniendo plasmadas unas ideas que desean transmitir al público, quieren asegurarse de que estas van a expresarse con claridad y con la máxima eficacia, salvaguardando su reputación y hasta mejorándola.

Las correcciones que aquí se ofrecen no se limitan a la subsanación de errores ortográficos, sino que abarcan la globalidad del texto: detectan y enmiendan fallos tipográficos (por ejemplo, espacios de más), de puntuación y gramaticales; sustituyen palabras mal empleadas por las que el contexto demanda, y simplifican oraciones «retorcidas» que dificultan la comprensión. En definitiva, se mejora el estilo del texto suprimiendo todo «ruido» que dificulte su lectura.   

Por ello, si es usted escritor y desea una revisión de su novela o ensayo antes de publicarlo, está en el lugar adecuado; si quiere cambiar los textos farragosos de cualquier documento previamente a su entrega, pídanos un presupuesto sin compromiso; y, si su empresa va a dirigirse al público por medio de un folleto o un artículo en la prensa, no dude en solicitar una corrección integral (ortográfica, gramatical, ortotipográfica y de estilo) para preservar su prestigio y dotar a su mensaje de la máxima eficacia.

Corregimos textos de cualquier naturaleza: artículos, folletos, obras literarias, tesis doctorales, cartas, páginas web, memorias, informes, actas, circulares, guiones y muchos más.

Si está interesado en este servicio, pinche aquí y envíe su texto en formato Word adjuntando los comentarios que desee. En menos de 24 horas recibirá un presupuesto sin compromiso.