«Con base en», no «en base a»

Cuando queremos decir que un determinado hecho encuentra un apoyo o fundamento en algo, es un error utilizar la fórmula «en base a», que no tiene sentido alguno por estar mal empleadas sus preposiciones. Aunque el vicio está muy extendido, afirmaciones como la siguiente deberían borrarse cuanto antes de nuestra mente: «Llegamos a la conclusión de que era culpable en base a las declaraciones de cuatro testigos».

Una alternativa válida a la mencionada construcción es «con base en»: en ella, el sustantivo «base» significa «fundamento o apoyo principal de algo», y no existe el menor atisbo de duda sobre el correcto uso de las preposiciones. Así, la expresión equivale a decir «con fundamento en», como en este ejemplo: «Acordaron el contenido de la ley con base en numerosos dictámenes del Consejo Jurídico».

No obstante, en el habla culta se aconseja el uso de otras fórmulas más tradicionales, como pueden ser «sobre la base de», «de acuerdo con», «basándose en», «a partir de», «según», «tomando como fundamento», etc.

Tags:

También te puede interesar:

Antes de enviar un escrito, compruebe estos detalles

02/09/2016

Desde-hasta, de-a y entre-y

22/06/2015

«Punto final», no «punto y final»

04/04/2015