«Adolecer» no quiere decir «carecer»

Leo en un titular de un diario de Caracas que «el país adolece de cultura preventiva del riesgo laboral». Quienes comprendan el significado del verbo adolecer habrán podido quedarse extrañados con la mala prensa de que gozan en Venezuela las medidas encaminadas a evitar los accidentes laborales, que serían consideradas un defecto… en el caso de haber estado atinado el redactor de la noticia.

Más recientemente, un subtítulo de un conocido diario deportivo español asegura que el Atleti «volvió a adolecer de puntería»: una afirmación que carece de todo sentido.

Por desgracia, el uso –incorrecto– de adolecer («tener o padecer algún defecto») como sinónimo de carecer («tener falta de algo») trasciende fronteras. El autor del titular que pusimos como primer ejemplo, de haber querido emplear el verbo en cuestión de forma correcta, debería, en todo caso, haber escrito: «El país adolece de falta de cultura preventiva del riesgo laboral». El del segundo titular, por su parte, debería haber dicho que el Atleti «volvió a adolecer de falta de puntería»; y ambos, simplemente, podían haber sustituido el verbo «adolecer» por «carecer».

Tags:

También te puede interesar:

Antes de enviar un escrito, compruebe estos detalles

02/09/2016

Desde-hasta, de-a y entre-y

22/06/2015

«Punto final», no «punto y final»

04/04/2015