«A expensas de» no significa «a la espera de»

La expresión «a expensas de» no significa, como muchos creen, «a la espera de», sino «a costa, por cuenta, a cargo de alguien». Por ello, es incorrecto decir «Estoy a expensas de conocer tu decisión» (debería ser «Estoy a la espera de conocer tu decisión»). Más acertado, sin embargo, sería afirmar que el vecino vive «a expensas de su novia» o que tal político se fue de safari «a expensas de su partido».

Tags:

También te puede interesar:

Antes de enviar un escrito, compruebe estos detalles

02/09/2016

Desde-hasta, de-a y entre-y

22/06/2015

«Punto final», no «punto y final»

04/04/2015